venerdì 21 marzo 2014

Alcachofas a la romana




Hoy voy a compartir una receta de la tradición de Roma, alcachofas a la romana.

La alcachofa de tipo "romanesco", uno de los principales productos agrícolas de las provincias de Roma, Viterbo y Latina , se halla presente en numerosos platos. Esta sencilla receta se prepara en todas las casas romanas, es una forma ideal de descubrir su originalidad.

¡Esperamos que la disfruteis!


INGREDIENTES:



  • 6 alcachofas frescas
  • 2 dientes de ajo
  • 1 limon
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal, al gusto
  • Pimienta negra molida, al gusto
  • Un poco de menta fresca
  • Un puñado de perejil fresco
  • Agua


PREPARACIÒN:

Tome la mitad de un limón y frotar en las manos esto permitirá que no se oscurecen.

Quitar todas las hojas duras de las alcachofas y cortar la parte de arriba,




ya que suelen estar duritas. Tomar una ensaladera grande llenar de agua fría y poner el zumo de medio limón, poner las alcachofas limpias antes posible.



Ahora picamos la menta fresca,el perejil fresco,los dientes de ajo.


Cogemos la alcachofa por la base y presionamos con fuerza sobre la tabla de cortar de la cocina para que se abra.Las sacamos y salamos la parte interior.






Tomar cada alcachofa y llenarla con un poco de pimienta, la menta y el perejil, y ajo, todos los ingredientes dentro del corazón de las alcachofas.




Tomar una olla grande y poner las alcachofas con la parte cortada hacia abajo. Agregar un poco de sal, un poco de pimienta negra, 8 cucharadas de aceite virgen extra. Cocinar a fuego lento por 5 minutos.



 Después, verter un poco más de dos vasos de agua caliente y 



tapar la olla con papel para hornear y una tapa.
Continuar cociendo, siempre a fuego lento, hasta que evapore todo el líquido. Debe quedar sólo el aceite. Verifique la cocción con un tenedor cuando entra en el tallo de las alcachofas éstos están listos.


Servir las alcachofas calientes.