venerdì 28 marzo 2014

Albóndigas de berenjena y queso pecorino fresco y dulce



¡Anda que no es versátil la berenjena ni nada!
Albóndigas de berenjena  con corazón de queso pecorino fresco y dulce son perfectos para picar con las manos y comer a una cena o un almuerzo con amigos.
El queso además les queda muy bien, porque aunque la berenjena es ya lo suficientemente jugosa por sí misma, al tener este toque diferente queda más sabrosa.
Pruébelas y dime!


INGREDIENTES (PARA 4):


  • 2 berenjenas
  • 50 g parmigiano rallado
  • 100 g queso de oveja (pecorino de Cerdeña) fresco y dulce
  • 1 huevo
  • pan rallado
  • nuez moscada
  • sal
  • una cucharada de perejil picado finamente.
  • aceite de cacahuete para freír

PREPARACION :


Lavamos y cortamos los extremos de las berenjenas, pelamos la piel con un pelador de papas


y cortamos las la berenjenas en dados. 


Ponemos  agua a calentar  en una cacerola y sobre esta la vaporera.


Dentro de la vaporera ponemos las la berenjenas en dados que habremos preparado y tapamos.


Cocinamos  durante unos 15 minutos.


Escurrimos , reservamos y dejamos enfriar un poco.
Picamos finamente un poco de perejil. Ponemos en el robot de cocina, las berenjenas , perejil,  el queso ralldo, y poco nuez moscada rallada 


y  operamos  en más disparos, añadimos  el huevo y poco a poco el pan rallado añadir el sal. 


Mantener en   funciona el robot durante un par de minutos, hasta que tome una consistencia menos pegajosa con la que podamos trabajar.
Pelamos el queso de oveja y lo picamos.

Vamos tomando trocitos de masa y ponemos en el centro un trozo de queso,


a los que damos forma de bolita, procurando que no sean demasiado grandes,


 y los pasamos por un poquito de pan rallado, sacudiendo el exceso.


Calentar el aceite y las semillas en una sartén con lados altos y freír las albóndigas, hasta que la superficie esté dorada.


Escurrir y eliminar el exceso de aceite, secarlas con toallas de papel.




Servimos acompañadas de una ensaladita.