martedì 11 agosto 2015

Conejo a la Biscuter





Creo que esta receta os encantará: conejo a la Biscuter. Esta elaboración es muy sencilla y siempre queda muy sabrosa, también es económica, una receta que requiere paciencia y mucho cariño pero que te asegura dejar a todos tus comensales muy satisfechos.

INGREDIENTES:


  • 1 conejo entero o ya cortado en trozos
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de aceitunas negras
  • 2 cucharadas de aceitunas verdes
  • 2 cucharadas de alcaparras
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria
  • 2 tomates secos
  • 1 ramita de romero
  • 10 hojas de menta
  • 1 taza de vino blanco
  • 1 taza de vinagre
  • Pimienta


PREPARACIÓN:


Limpiamos y troceamos el conejo o lo compramos ya listo.
Vierta la taza de vinagre en un bol con agua y ponemos la carne de conejo, durante aproximadamente una hora o hasta que la carne no es  purgada de sangre y la carne se vuelve blanca.


Extraer la carne y secar con papel de cocina.
Limpiamos y picamos los tomates secos, 


limpiamos y pelamos la zanahoria, picamos muy finamente la zanahoria el ajo y la cebolla.


En una sarten con aceite de oliva ponemos los dientes de ajo y la cebolla picada y cocinamos por dos minutos, 


añadimos  la zanahoria picada y continuamos la cocción. 


Ahora añadimos los tomates secos



Mientras tanto, limpiamos la menta y el romero y los picamos muy finamente.


Ahora añadimos la mitad de las hierbas picadas y dejar cocer durante unos minutos, 


añadir los trozos de conejo.  


Sellamos la carne y


 añadimos el vino blanco y tapamos.


Dejamos cocer a fuego bajo durante unos 15 minutos añadimos las aceitunas negras, verdes y las 2 cucharadas de alcaparras que se haya lavado previamente para eliminar el exceso de sal y continuar la cocción durante 15 minutos más 


ahora ajustar la sal y pimienta, añadir el resto de las hierbas y cocine por otros 10 minutos 


(o hasta que el conejo esté bien cocida y suave), durante el cual, si el conejo se seca, vamos incorporando un poco de agua caliente o caldo.



Servir caliente.